¿La fiebre alta causa convulsiones febriles🤯?

La fiebre🌡️es una de las mayores preocupaciones de las mamás y papás de nuestros pacientes. Nosotras como pediatras, lidiamos con pacientes con fiebre en el día a día y escuchamos todo lo que los padres 👨‍👩‍👧‍👦 piensan de la temida fiebre.

En este artículo queremos resolver algunas dudas sobre la fiebre y las temidas convulsiones febriles🤯.

La fiebre es una respuesta de nuestro cuerpo ante un agente agresor que causa que se eleve la temperatura corporal🌡. En nuestro cerebro🧠 se regula el control de temperatura del cuerpo, y muchos microorganismos tales como virus o bacterias activan esta respuesta de elevación de la temperatura para poder luchar contra ellos. En ese caso, ¿la fiebre es buena🙌?

En realidad la fiebre es una respuesta normal del organismo y tiene características buenas y malas. La buena✔️ es que al elevarse la temperatura corporal se puede luchar contra los agentes agresores, y las malas❌ son el malestar que produce y algunas consecuencias más como deshidratación, aumento de la demanda de energía del cuerpo, cansancio.

Entonces ¿de donde vienen las temidas CONVULSIONES FEBRILES🤯?

Las convulsiones son descargas eléctricas🔌 cerebrales desorganizadas (cortocircuitos en el cerebro), las cuales, generalmente, hacen que el paciente pierda el conocimiento y sacuda el cuerpo fuertemente. En el caso de las convulsiones febriles, éstas se definen como una convulsión en niños de 6 meses a 5 años de edad, acompañada por fiebre🌡️ (no necesariamente alta) y que no se producen a raíz de un problema cerebral🧠 (malformación, tumor o enfermedad cerebral como, por ejemplo, la epilepsia).

La mayoría de convulsiones febriles se dan cerca a los 18 meses, en algunos casos se pueden repetir varias veces durante la vida hasta cumplir los 5 años, no depende realmente del valor de la temperatura🔢, depende de la predisposición del niño👶🏼 a convulsionar.

Un niño con mayor predisposición a tener una convulsión febril, es aquel que presenta algún familiar de relación directa (por ejemplo padres o hermanos) que han convulsionado con fiebre🌡️. Se trata de un tipo de predisposición genética en la cual, el cerebro🧠, es más sensible a varias sustancia inflamatorias que además producen fiebre.

Una pregunta⁉️ que siempre le hago a mis alumnos de medicina o a los mismos padres de mis pacientes es: ¿Por qué le tienes que bajar la fiebre a tu hijo?

La mayoría responde: Para evitar que convulsione.

¡ERROR! Empecemos a cambiar nuestro chip mental tomando en cuenta lo siguiente:

1. La FIEBRE🌡️ se baja para darle confort al niño. Generalmente la fiebre da malestar general, dolor de cabeza y disminuye el nivel de hidratación. Estos signos y síntomas causan malestar y el objetivo de bajar la temperatura corporal es hacer que el paciente se sienta mejor.➡️ Por ejemplo: Si tenemos un niño con 38.5°C de temperatura que juega y no se siente mal, podemos solo hidratarlo🥤 adecuadamente sin realmente tener que bajarle urgente la temperatura. El típico caso que siempre me presentan los padres es el niño que está durmiendo plácidamente💤, le miden la temperatura y tiene en 38.5°C. Despertarlo para darle un remedio lo va a incomodar, por lo tanto seria mejor dejarlo dormir y si se despierta con malestar se le da el remedio🥄 para la fiebre. Bañar 💧 a un niño que se siente bien y que no quiere hacerlo solo porque tiene fiebre es torturarlo. Por el contrario si el niño se siente mal por la fiebre el baño (siempre con agua tibia, nunca fría porque los incomoda más) hará que el niño se sienta mucho mejor.

2. LA FIEBRE ALTA (39-40°C) NO produce convulsiones febriles. Como expresamos anteriormente, las convulsiones febriles son traídas de fábrica (genéticas).

3. Es importante averiguar la causa de la fiebre (qué enfermedad está originando que el niño tenga fiebre). Las enfermedades más graves que causan fiebre son más frecuentes en niños pequeños (menores de 3 meses) y estos bebes SIEMPRE deben ser evaluados por un pediatra👩🏼‍⚕️. En niños más grandes depende de los signos de alarma🔊 que presenten a parte de la fiebre: Vómitos frecuentes, diarrea, mucho decaimiento aunque les baje la temperatura, tienden a estar dormidos todo el tiempo, dolor abdominal importante, respiración rápida y hundimiento de las costillas al respirar. Éstos entre otros signos son muy importantes y deben ser reconocidos para decidir si es necesario llevar al niño a una evaluación médica.

Aquí les dejamos algunos TIPS que deben tomar en cuenta:

➡️ En las consultas de rutina de niño sano, pregunten a su pediatra☝🏼 las dosis de medicamento en caso tenga fiebre dependiendo del peso de su bebé.

➡️No usen varios remedios💊 para la fiebre al mismo tiempo sin autorización médica. Recuerden que muchas veces no es necesario bajar tan rápido la temperatura, especialmente si el niño se siente bien.

➡️Si tu niño tiene fiebre hazlo dormir cerca tuyo para notar si empieza a tener malestar.

➡️Si tu niño presenta una convulsión mientras tiene fiebre, es importante no meterle ningún objeto en la boca porque no lo dejará respirar bien. Es importante que no se golpee y terminada la convulsión ponerlo de costado por si vomita.

➡️Es muy importante llevar al niño que presenta una convulsión al hospital🏨. Los médicos deben evaluar si realmente la convulsión fue solo por la fiebre o hay alguna otra causa que investigar. Raramente un niño con convulsión febril requiere hospitalizarse, pero si requiere un periodo de observación.

➡️Si el niño presenta convulsiones febriles frecuentemente, es decir, cada vez que le da fiebre, es importante ver a un neurólogo pediatra para recibir tratamiento🤒.

Esperamos haber podido absolver algunas dudas sobre fiebre y convulsiones febriles. Quedamos atentas a sus preguntas🆒.

Dra. Deborah Eskenazi (Médico Pediatra)
Dra. María Alejandra Olivares (Médico Pediatra)